La Libreta Roja

La libreta roja es el diario personal de Debbie. Lo empieza a los 18 años, cuando llega a la ciudad a estudiar arquitectura. Después de estar huída dos años en diferentes países, Debbie decide regresar y mudarse a la casa que su padre le ha regalado por su cumpleaños.  Allí cuenta cómo son sus días en la universidad, cómo le cuesta hacer amigos, las horas que le dedica a su querido programa de radio y sus aventuras sexuales. Sus páginas también están llenas de recuerdos y anécdotas de su adolescencia, de la insoportable relación con su madre, de los sentimientos hacia un padre que la abandonó con solo 5 años.

Ese diario también cuenta el flechazo que tuvo con Diane y cómo le devolvió las ganas de hacer cosas. Así se gestaron las Killer Kittens, un grupo artístico que hace de la broma activismo político. Y en sus entradas se pueden leer cómo preparaban y perpetraban sus performances situacionistas: cuando cambian los mensajes pregrabados de miles de muñecos de peluche y los vuelven a dejar en las estanterías; la vez en que compran relojes despertador, los programan secretamente para que todos suenen a las 3 a.m. y luego los devuelven a las tiendas; cuando cambian las páginas interiores de las biblias de los moteles por relatos eróticos; o cuando suplantan a unos locutores de un importante evento deportivo para retransmitir una misa pastafari. Así, poco a poco, lo que empezó como un diario personal, acaba siendo un manifiesto de las Killer Kittens. Hasta que Debbie es condenada por actos vandálicos a pasar unos meses en la cárcel.

Al salir de ella todo habrá cambiado. No sólo su relación con Diane sino también el propósito de la libreta roja. A partir de entonces, empiezan a aparecer unos mensajes extraños, pistas para encontrar un botín robado y que forman parte de una obra maestra: robar a los corruptos para luego hacer una “caza del tesoro”, publicando la libreta roja para que cualquiera puede encontrar el botín.

En definitiva este diario es una extensión de la historia de unmemory, que de alguna manera la complementa, profundizando en el personaje de Debbie, expandiendo las aventuras de las Killer Kittens y revelando el propósito artístico detrás de las pistas para encontrar el botín.

Las dos principales fuentes de inspiración para escribir la Libreta Roja han sido el Diario de Laura Palmer de Jennifer Lynch y Querido Diario de Lesley Arfin.

Escribirlo está siendo todo un reto. Lo estamos haciendo a seis manos, con la inestimable colaboración de dos grandes escritores y mejores personas: Bea Andreu y Carlos Serra.











Volver al blog